Los ópticos-optometristas gallegos conocen la terapia visual indicada para mejorar las capacidades de un paciente con estrabismo

Manuel Cebeiro, docente del curso: “En las sesiones, los pacientes reciben las herramientas adecuadas para conocer su sistema visual, entrenando la acomodación, los movimientos oculares, la antisupresión y la coordinación visual de los ojos para poder alcanzar una visión binocular” 

Con la participación de 30 profesionales, la formación se celebrará el sábado durante todo el día en la sede compostelana del Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia, y continuará el domingo

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia celebrará mañana sábado, día 26, un curso de “Valoración y posibles tratamientos en un paciente estrábico” en la sede de la entidad en Santiago (calle Salvador García Bodaño, 2, 1º C), de 9:30 a 14:00 horas y de 16:00 a 20:00 horas. Con la participación de 30 profesionales, la formación se prolongará hasta mañana domingo 27 en horario de 9:30 a 14:00 horas. La jornada formativa estará impartida por el óptico-optometrista Manuel Cebeiro, especialista en desarrollo infantil y atención temprana.

El objetivo general de la formación es enseñar las diversas metodologías de tratamientos en casos de estrabismos dentro del gabinete, y la derivación o prescripción de sus diferentes ayudas. Se contemplan también objetivos específicos como enseñar a los participantes las técnicas de diagnóstico para intervención reglada de los estrabismos y la metodología y desarrollo de programaciones específicas para cada caso abordado, según la problemática visual que presente el paciente.

El curso será de carácter teórico práctico, con fichas de pacientes reales, vídeos demostrativos e interactivos, abordaje con preguntas de pacientes de los asistentes, metodología práctica de abordaje de las diferentes disfunciones y elaboración de programaciones específicas de cada disfunción binocular tratada en el curso.

Manuel Cebeiro explica que hay dos tipos de estrabismos: endotropía, cuando los pacientes meten su ojo hacia dentro de manera permanente, y exotropía, cuando los pacientes desvían hacia fuera uno de los dos ojos de forma continua, alternando o  intermitentemente. “Nuestro trabajo no se centra en corregir un defecto estético, si no en mejorar el rendimiento visual de ese ojo que se desvía y que tiene un problema funcional asociado a una mala agudeza visual, es decir, al ojo vago con problemas de oculomotricidad muy relevantes para la vida escolar y académica” –destaca–.

Además, el especialista indica que, aunque desde hace muchos años se usa el parche como método de trabajo, en el curso se abordarán tratamientos terapéuticos optométricos que, en combinación con el parche –usado de una manera razonable–, serán mucho más rápidos y efectivos, y ayudarán a que los pacientes a recuperar antes la visión y mejorar el rendimiento del ojo estrábico.

Según Cebeiro, la terapia visual en un problema de estrabismo aporta cantidad de capacidades visuales y ayuda en la mejora del rendimiento de la visión y a que el uso indiscriminado del parche durante años se vea reducido, con la consiguiente mejora en tiempo y adquisición de habilidades visuales lo más parecidas para ambos ojos. “Tenemos que intentar en todo momento restaurar la visión binocular, que es algo de lo que carecen estos pacientes y que muchas veces la cirugía no resuelve” –apunta–.

El especialista manifiesta que la terapia visual es un trabajo que hay que realizar diariamente en casa, con sesiones divertidas y entretenidas, con un plan diseñado por el óptico-optometrista de manera personal e individualizada para cada paciente. “En las sesiones, los pacientes reciben las herramientas adecuadas para conocer su sistema visual, entrenando la acomodación, los movimientos oculares, la antisupresión y la coordinación visual de los ojos para poder alcanzar una visión binocular” –indica–.