El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia solicita a la Consellería de Sanidade la creación de la categoría estatutaria sanitaria de óptico-optometrista

Eva Yebra-Pimentel, doctora en Optometría: “El 70% de los usuarios de lentes de contacto se quejan de la incomodidad por su uso al final del día” 

Manuel Cebeiro, optometrista: El uso abusivo e indiscriminado del parche en niños con estrabismo puede provocar el terrible fracaso escolar, al alterar la percepción de las cosas y anular el ojo director, sensorial y motor” 

 El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia ha iniciado hoy sábado las “II Jornadas de Optometría”, destinadas a ser un punto de encuentro e intercambio de conocimientos entre los más de 200 profesionales que participarán en el evento a lo largo del fin de semana. Las jornadas, enmarcadas en la semana del Día de la Optometría que se festejará el próximo martes día 10, estarán impartidas por once ponentes, ópticos-optometristas de prestigio en su campo de actuación, algunos provenientes del ámbito universitario mientras que otros ejercen su profesión en el sector privado.

El presidente del Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia, Eduardo Eiroa, la decana de la Facultade de Óptica e Optometría de la Universidade de Santiago (USC), Luz Gigirey, y el subdirector xeral de Ordenación Asistencial e Innovación Organizativa de la Consellería de Sanidade, Antonio García Quintáns, inauguraron las jornadas en el hotel Oca Puerta del Camino de Santiago. Eduardo Eiroa destacó que el objetivo del Colegio, desde su creación en 1964, es contribuir a la formación de los ópticos-optometristas y para ello mantiene una programación continuada durante el año y organiza estas jornadas bianuales, en gran medida empujado por la evolución de la optometría en los últimos años y el reconocimiento social de la profesión. “El óptico-optometrista es un referente en salud visual, con vocación de servicio público, entre la mayoría de la población. Todos los dís entran personas en los establecimientos sanitarios de óptica para una consulta de salud visual” –explicó–.

Eduardo Eiroa: “Los ópticos-optometristas gallegos han examinado en esta década a prácticamente 500.000 pacientes a través del convenio Ollo cos Ollos”

Además, el presidente señaló que el pasado año se cerró un convenio de colaboración con la Asociación Española de Médicos de Atención Primaria para realizar un control de la visión de pacientes diabéticos, y en concreto en Galicia recordó esta colaboración con la Administración Pública está ya consolidada con el convenio “Ollo cos Ollos”, que este 2017 cumple diez años en funcionamiento. “Los ópticos-optometristas gallegos han examinado en esta década a prácticamente 500.000 pacientes, que se han visto beneficiados con una reducción en el tiempo de espera para someterse a un examen optomético y con un servicio sanitario de calidad” –aseguró–.

Pero el presidente considera que, además de colabora desde fuera de la sanidad pública, los ópticos-optometristas deben colaborar también desde dentro del sistema. En consecuencia, Eduardo Eiroa solicitó la creción de la categoría profesional estatutaria sanitaria correspondiente del Servizo Galego de Saúde, algo que ya se ha establecido en comunidades como Madrid, Aragón, Navarra, Baleares, Canarias y Valencia. “Los ópticos-optometristas cumplimos todos los requisitos y hemos dado muestras de profesionalidad para entrar a formar parte del cuerpo de profesionales estaturarios sanitarios de la sanidad pública gallega. Galicia no se puede quedar atrás y tenemos que ejercer dentro del sistema sanitario” –sentenció–.

Luz Gigirey indicó el valor de unas jornadas “enriquecedoras” orientadas a aprender, comunicar e intercambiar ideas y experiencias entre los ópticos-optometristas de esta profesión en crecimiento. “Estamos viviendo un momento interesante para la optometría, donde reuniones de este tipo favorecen, difunden y amplían su conocimiento y proyección en la sociedad” –manifestó–.

Por su parte, Antonio García Quintáns indicó que el Colegio y la Consellería de Sanidade mantienen una larga historia de colaboración, beneficiosa para la población y ambas instituciones. Explicó también que en las profesiones sanitarias es fundamental este tipo de congresos donde se plasma la evolución de la ciencia y se intercambian impresiones. En cuanto a la reivindicación del Colegio, García Quintáns puntualizó que en estos casos la Consellería de Sanidade es partidaria de realizar estas modificaciones de la cartera sanitaria en el marco ministerial, pero precisó que continuarán trabajando y dialogando en las posibilidades con el Colegio profesional. 

Ojo seco, principal síntoma que provoca la disminución del porte de lentes de contacto 

La doctora en Optometría por la USC, Eva Yebra-Pimentel, ofreció una conferencia sobre el disconfort ocular asociado al porte de lentes de contacto, una condición relacionada con el uso de lentes de contacto, caracterizada por sensaciones oculares adversas, episódicas o persistentes, con o sin alteraciones visuales, y que se deben a una reducción de la biocompatibilidad entre la lente de contacto y la superficie ocular. “Se estima que 140 millones de personas en el mundo utilizan lentes de contacto y entre un 10 y un  50% de los usuarios abandonan su uso debido a lo que se denomina Disconfort producido en el porte de las Lentes (CLD). En concreto, El 70% de los usuarios de lentes de contacto se quejan de la incomodidad por su uso al final del día” –explicó Yebra-Pimentel–.

Según la doctora en Optometría, las lentes de contacto pueden llegar a molestar en los ojos por una disminución en la compatibilidad con la superficie ocular, dando lugar a la aparición de complicaciones oculares. Y de todos los síntomas que provocan las lentes de contacto, Eva Yebra-Pimentel señaló que el más común es la sensación de “ojo seco”, lo que lleva generalmente al usuario a disminuir el tiempo de porte de las lentes de contacto e incluso a abandonar su uso.

Para evitar su abandono, la doctora destacó que es necesario que la industria de lentes de contacto implemente medidas para reducir o eliminar el disconfort, incorporando por ejemplo lubrificantes naturales como la lubricina a las lentes de contacto lo que reduciría la fricción entre la lente y la superficie ocular.

Pero para aminorar las molestias de las lentes de contacto, la especialista manifestó que lo principal es que las lentes de contacto tengan alta transmisibilidad a los gases, alta humectabilidad, alta lubricidad y bajo módulo de elasticidad. Explicó también que es importante utilizar lentes de reemplazo frecuente, preferentemente reemplazo diario, y no alargar la vida media de la lente de contacto bajo ningún concepto. “Si las condiciones oculares no son las deseables para llevar lentes de contacto, por ejemplo por poca lágrima, es recomendable acortar la vida media de la lente” –aseguró–. Y en condiciones ambientales adversas, como por ejemplo de baja humedad, la experta indicó que se pueden utilizar lágrimas artificiales, preferentemente sin conservantes.

Además, Eva Yebra-Pimentel apuntó que en entornos de trabajo donde se pasan muchas horas con ordenadores u otros dispositivos electrónicos, con la consecuente disminución de la frecuencia y amplitud del parpadeo, es muy importante parpadear adecuadamente tanto en frecuencia, alrededor de catorce parpadeos por minuto, como en amplitud, en cada parpadeo se tiene que tocar el párpado superior con el inferior, lo que sería un parpadeo completo.

Manuel Cebeiro: “Ningún paciente con estrabismo ha gateado” 

Por su parte, el óptico-optometrista Manuel Cebeiro centró su ponencia en los estrabismos, una patología que muchos niños y adultos sufren y que se manifiesta cuando un ojo se mete físicamente hacia dentro o hacia fuera. “Ningún paciente con estrabismo ha gateado, primer hito que debe cumplir un bebé para estabilizar su sistema visual binocular y coordinarlo para que esta condición visual no aparezca” –destacó–.

El experto lamentó que todavía actualmente se esté tratando esta anomalía visual con el parche, una técnica que en su opinión no tiene en cuenta que el paciente en edad escolar está basando todo su aprendizaje en un ojo que tiene muchas menos habilidades visuales que el otro ojo que está tapado. “Todo lo que se les enseña a los seres humanos mayoritariamente entra por una ruta visual, y la de los niños con estrabismo es mucho más lenta y deficitaria. El uso abusivo e indiscriminado del parche en niños con estrabismo puede provocar el terrible fracaso escolar al alterar la percepción de las cosas y anular el ojo director, sensorial y motor, y así lo que decodifican y entienden al leer y escribir se asienta sobre unos cimientos muy pobres y deficitarios” –indicó–.

Cebeiro aseguró que actualmente existen estudios en los que ya se sabe que el estrabismo es una condición visual binocular, que depende de la integración de los dos ojos y en los que se corrobora que la influencia primaria cuando se pone un parche en un estrabismo es que socialmente el niño es rechazado y rechaza el parche; y escolarmente hay mal rendimiento y mala escritura y, por tanto, mala comprensión lectora. También apuntó que al poner el parche se inhibe el desarrollo de una lateralidad correcta y habrá problemas en el desarrollo de la posición espacial, tan necesaria para el aprendizaje de las matemáticas y el cálculo de distancias. En este punto, Cebeiro argumentó que la solución más aceptable para los casos de estrabismo es hacer un examen visual optométrico completo y desarrollar terapias visuales acordes para cada niño. Con la ayuda de las nuevas tecnologías, explicó que también se desarrollan entrenamientos entretenidos y regulados.