El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia señala que las luces navideñas podrían producir deslumbramientos y causar accidentes de tráfico

Recomienda en estas fechas extremar la precaución al volante por el aumento de desplazamientos nocturnos

La Navidad es una de las mayores festividades del año en casi todas las partes del mundo, y además de su contenido religioso se ha convertido con el paso del tiempo en una época de consumo para las familias. Para fomentar las compras navideñas, muchas ciudades y pueblos llenan sus calles con luces y villancicos. Pero este ambiente festivo también tiene sus propios peligros.

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia considera que las luces navideñas podrían causar accidentes de tráfico. Explica que una de las consecuencias del alumbrado nocturno pueden ser los deslumbramientos de los conductores que circulan por las calles. “Al menos el 70% de los conductores sufre deslumbramientos al volante. En el caso de personas con trastornos de la visión y mayores de 50 años son más acusados y pueden ocasionar accidentes” –destaca el presidente del Colegio, Eduardo Eiroa–. Recomienda extremar la precaución en estos días festivos en los que se incrementa el número de desplazamientos nocturnos.

Los especialistas indican que, en algunos casos, los cambios repentinos de luminosidad presentan ciertos inconvenientes para personas especialmente sensibles a los deslumbramientos, y sobre todo en las afectadas por cataratas. Añaden que uno de los síntomas iniciales de las personas con cataratas es que, además de ver más borroso y los colores más apagados o amarillentos, las luces pueden causarles halos y más deslumbramiento del habitual.

El riesgo de siniestros durante la conducción es mayor en personas afectadas por defectos refractivos de la visión como hipermetropía, astigmatismo, miopía y también los pacientes de glaucoma que “tienen problemas de adaptación de la pupila y con ello aumenta el tiempo de respuesta al cambio de luz” –indica Eiroa–. También son especialmente sensibles a los deslumbramientos las personas con ojos claros, “debido a que su cantidad de melanina en el iris es menor” –apunta–.

Por otra parte, el Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia recuerda a los conductores que el alcohol y otras sustancias estupefacientes provocan disminución de reflejos, alteran la percepción visual al volante y causan visión borrosa y doble.