El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia indica que en Carnavales prolifera el uso de las lentes cosméticas, pero destaca que los usuarios deben tener cuidado porque “no todas son legales y podrían dañar los ojos”

Se precisa la adaptación personalizada de un óptico-optometrista, que evalúa el estado del ojo, la medida de la córnea y realiza un seguimiento periódico del proceso         

Con la llegada de los Carnavales este mes de febrero se dispara la demanda de lentillas cosméticas, también llamadas de fantasía, que proporcionan el toque final perfecto a los disfraces característicos de esta fiesta. El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia explica que con el aumento de la demanda surge la aparición ilegal de este tipo de lentes a través de Internet, bazares, tiendas de disfraces y otros comercios no autorizados que no proporcionan control alguno ni garantía sanitaria sobre el producto.

Tomando como referencia una encuesta sobre la adaptación de lentes de contacto, elaborada por el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, el colegio profesional gallego señala que el mercado de las lentes cosméticas ha crecido considerablemente en los últimos años. Según el estudio, si en 2007 la lente cosmética representaba tan sólo el 1% de las nuevas adaptaciones, en 2012 esta cifra aumentó hasta el 7%.

Consecuencias del uso de lentillas cosméticas inadecuadas

A pesar de que las lentes cosméticas no suelen utilizarse durante periodos prolongados de tiempo, un uso inadecuado acarrea una serie de riesgos como lesiones corneales e infecciones oculares. En este sentido, el Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia manifiesta que algunos estudios han constatado que los usuarios de lentes de contacto que no las compran en una óptica tienden a no respetar las pautas de mantenimiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de lesiones e infecciones. Entre los síntomas que se pueden experimentar se encuentran la sensación de sequedad y arenilla en los ojos, el enrojecimiento, la irritación e, incluso, el dolor al retirar la lente de contacto. Otros riesgos asociados a un uso inadecuado incluyen conjuntivitis, inflamación corneal, reacciones alérgicas, abrasión corneal derivada de una deficiente adaptación y pérdida visual.

Lentes cosméticas con colores, formas y patrones, con o sin corrección

Las lentes de contacto proporcionan calidad visual y, en ocasiones, también sirven para cambiar la apariencia de los ojos. Las lentes cosméticas o de fantasía permiten modificar el color del iris, luciendo ojos azules cuando, en realidad, la naturaleza los ha hecho marrones, además de tener también múltiples formas y patrones. Hoy en día, están disponibles en el mercado lentes de gran calidad que garantizan una apariencia natural en una amplia variedad de colores, además de proteger frente a la radiación ultravioleta.

Muchas personas que no necesitan corrección óptica utilizan lentes cosméticas o de fantasía de manera puntual, por lo que piensan que no es necesario acudir a un óptico-optometrista. Nada más lejos de la realidad. El Colegio gallego explica que el ojo de cada persona es diferente y no existe una lente “estándar” que se ajuste perfectamente a todos. Cuando se adapta una lente de contacto, el óptico-optometrista evalúa aspectos como la salud visual del paciente, el estado del ojo y la medida de la córnea y, lo que es más importante, realiza un seguimiento periódico del proceso de adaptación. El óptico-optometrista también enseña las pautas de manipulación, limpieza y desinfección esenciales para minimizar cualquier posible riesgo, así como las horas de uso recomendadas y la frecuencia de reemplazo de las lentes. “En ocasiones, la incomodidad o la mala visión se deben a la adhesión de proteínas, que forman una especie de nube fina en la superficie de la lente. En tal caso conviene aclarar varias veces las lentes con la solución para conseguir una visión perfecta” –matiza el Colegio–.

La coloración de las lentes

Su pueden diferenciar tres clases de tintes en las lentes de contacto: tintes de visibilidad, de realce y de color.

Tintes de visibilidad: ¿Por qué algunas lentes de contacto tienen un ligero tono verde o azul? Estos tintes apenas perceptibles se añaden a las lentes convencionales para verlas mejor antes de colocarlas en el ojo o, en el peor de los casos, para encontrarlas cuando se caen al suelo. Dado que este tono es muy ligero, no modifica el color del iris.

Tintes de realce: Estos tintes, sólidos pero traslúcidos, son un poco más oscuros que los tintes de visibilidad y su objetivo es resaltar el color natural de los ojos, especialmente en personas con ojos claros.

Tintes de color: Son los tintes más oscuros y opacos destinados a cambiar por completo el color de los ojos, incluso los más oscuros. La mayoría de las lentes de contacto cosméticas está disponible tanto sin corrección como con corrección para miopía, además de en la modalidad de desechables tanto diarias como mensuales.